Skip to content

BLOG & CONSEJOS

ME ENCANTA EL MUNDO SWINGERūüíĖ

2ªparte
‚ÄďRecuerda que son Europeos y nada los asusta, ellos de seguro hasta van a playas nudistas.
 
Fue en ese momento que le pregunte si no andaría alborotándose con Luis y lo quería impresionar mostrándole sus encantos con esa mínima ropa. A lo que me contestó que solo en mentes calenturientas como la mía se pueden imaginar esas cosas.
Me encanta el mundo swinger ūüíĖ
2ªparte
‚ÄďRecuerda que son Europeos y nada los asusta, ellos de seguro hasta van a playas nudistas.
 
Fue en ese momento que le pregunte si no andaría alborotándose con Luis y lo quería impresionar mostrándole sus encantos con esa mínima ropa. A lo que me contestó que solo en mentes calenturientas como la mía se pueden imaginar esas cosas.
 
Finalmente bajamos a la playa y vimos que Luis y Malena jugueteaban ya con las olas, y le dije a Grace que si íbamos pero me pidió primero que quería asolearse un rato antes de mojarse para lo cual se quitó el pareo que la cubría y se recostó en un camastro y me pidió que le untara aceite bronceador.
 
Me qued√© at√≥nito cuando la vi a la luz del sol en aquel m√≠nimo traje de ba√Īo, no s√© qu√© sent√≠, si fueron celos o lujuria, pero fue algo diferente. De solo imaginarme lo que ver√≠an la pareja de espa√Īoles me pon√≠a nervioso.
 
Le unte generosamente el aceite en todo su cuerpo y mientras lo hacía, de nuevo me vino otra erección, de plano andaba caliente pero no era el lugar adecuado para iniciar cosas de sexo.
 
Terminaba de ponerle aceite cuando escuchamos que regresaban de la playa Luis y Malena.
 
Hola, ¬Ņqu√© les pasa, porque no se remojan? , preguntaron.
 
Es que Grace prefiere asolearse un rato primero, les conteste.
 
El agua esta deliciosa dijo Malena
 
En ese momento me di la vuelta hacia ellos y me tom√≥ por sorpresa ver el espect√°culo, ella bell√≠sima, con un cuerpo menos voluptuoso que el de Grace pero con muy buenas carnes, unos senos prominentes y en un bikini s√ļper min√ļsculo tipo tanga con hilo dental. Se ve√≠a fabulosa. Vaya competencia de hembras que √≠bamos a tener ese fin de semana.
 
Pero si el que me sac√≥ de onda fue el traje de ba√Īo de Luis, tambi√©n de hilo dental que lo hac√≠a aparecer casi desnudo por detr√°s y por delante solo una peque√Īa bolsita para alojar su paquete, mismo que hac√≠a un buen bulto. Con poco que se le pare a este pens√©, se le sale de esa tanga. De inmediato y disimuladamente voltee a ver a Grace y por supuesto su traje parec√≠a h√°bito de monja comparado con los de ellos. Mi mujer puso una cara de sorpresa que √©l dej√≥ muda de momento, pero poni√©ndonos r√°pidamente les dije que estaban muy guapos y bien vestidos, a lo que ellos soltaron la carcajada.
 
Pues Grace no se ve tan mal me dijo Luis, se ve guapísima con ese conjunto, tu eres el que te veo muy conservador, si quieres te presto un traje nuevo que traigo extra y de seguro te quedará bien me dijo viendo mi traje tipo pantalón corto.
 
Si ándale Marino póntelo me dijo mi esposa sonriéndole burlonamente a lo que Malena la secundo y me dijo voy y te lo traigo. Se fue por el traje regresando con él casi de inmediato. Ten póntelo… dijo. Si quieres aquí mismo, mira escóndete allá en esa esquina y listo.
 
No muy convencido me retir√© y me puse la tanga, me sent√≠a raro con ese tipo de ropa y sobre todo sin traer nada por atr√°s. Para nada se me ve√≠a el bulto que se le ve√≠a a Luis pero pues ni hablar pens√©, aunque peque√Īo, mi bultito funciona a las mil maravillas y el de Luis a lo mejor ni se le para, pens√©.
 
Me reuní con ellos y Malena fue la primera en echarse flores
 
Oye que bien te ves, pareces del mediterr√°neo.
 
Grace se sonrío y me lanzó una pícara mirada significativa como diciendo ya tienes otra admiradora.
 
Luis entró en la casa y Malena se tumbó en un camastro y me pidió que le untara aceite, yo voltee hacia Grace como pidiendo autorización y otra vez esa mirada picarona. Cogí la botella de aceite y le unte a Malena por la espalda y me pidió que también muslos y volteandose le unte asimismo por el frente del cuerpo. Grace estuvo observando atentamente a través de sus lentes de sol.
 
Nos asoleamos un rato y luego Malena nos invitó a la playa, Luis todavía no regresaba de la casa.
 
Nos fuimos los tres a la playa y jugueteamos un rato brincamos en las olas y la pasamos muy rico, en ocasiones el agua les mov√≠a el traje de ba√Īo a las damas y ense√Īaban los senos, pero la playa efectivamente estaba sola y yo tambi√©n solo con estas dos estupendas mujeres, me sent√≠a alborotado y la verga siempre estaba en semi erecci√≥n.
 
Seguimos jugando y Grace me dijo que se iba a descansar un rato al sol, Malena se quiso quedar y me pidi√≥ que la acompa√Īara. Vi a mi esposa contone√°ndose alej√°ndose de la playa y al mismo tiempo vi a lo lejos que Luis sal√≠a de la casa, pero algo a la distancia se me hac√≠a extra√Īo, parec√≠a que estaba desnudo.
 
Seguimos brincando en el agua por un buen rato más y ocasionalmente volteaba hacia los camastros y veía a Luis sentado en el camastro donde Grace estaba recostado, me parecía que le untaba aceite bronceador en el cuerpo y ni modo de encelarme, yo también le había puesto aceite a su esposa.
 
Un rato después nos salimos del agua y nos dirigimos a la casa, y allí empezó mi inquietud pues en los camastros no se veía a nadie, así le dije a Malena tratando de parecer normal y ella me dijo que a lo mejor se andaban sirviendo una copa.
 
Llegamos a los camastros y Malena me pidió que la secara y le untara aceite. Yo quería entrar a la casa y ver que hacia Grace y Luis, pero Malena me retenía con uno y otro pretexto, En ese momento aparecen Grace y Luis viniendo de la casa muy platicador él, y ella medio nerviosa, no era para menos, pues Luis estaba completamente desnudo con su verga al aire y aunque semidormida de enormes proporciones.
 
Yo vi a Grace y ella se reía nerviosa. Mira me dijo acercándose a mí, como andan los europeos en las playas. Te juro que he tratado de no darle importancia y me he comportado muy natural pero la verdad me tiene nerviosa y me da miedo esa cosota tan grande, me gusta más la tuya, más manualita.
 
Me pidi√≥ que lo acompa√Īara a servirnos unas copas, no vayas a pensar m√°s. Mira voltea para atr√°s me dijo. Malena se hab√≠a quitado el traje de ba√Īo y ya los dos estaban desnudos.
 
Marino, convence a Grace que se quite el traje de ba√Īo me dijo Luis, yo lo intente pero no pude convencerla, se le va a marcar en el cuerpo con el sol, y t√ļ tambi√©n qu√≠tate la tanga.
...continuar√°

Deja un comentario